¿Cuándo y con qué acompaño cada tipo de vino? Resolvemos la eterna duda

Texto_OIVE

No falla: preparas una cenita con tus amigos y te asalta la misma pregunta: ¿con qué vino acompaño cada plato? ¿Es una barbaridad combinar salmón con vino rosado? No sufras: te damos las claves para acertar.

Vino rosado

Por ser un vino suave es una opción ideal para empezar la velada junto a un rico aperitivo. También es válido para acompañar primeros platos, como sopas, ensaladas o verduras, o incluso carnes blancas.

vino

Vino blanco

Debemos distinguir los blancos ligeros de otras variedades más potentes, y también influirá si han sido sometidos a envejecimiento en barrica y si son dulces o secos. Si tu vino blanco es suave , combina con platos más sabrosos e incluso picantes: comida asiática, mariscos, arroces o embutidos son una gran opción. Si es más fuerte, tómalo con verduras y quesos suaves.

Vino tinto

Al ser un vino contundente, tenemos que escoger platos con características similares. Pero no todos los tintos son iguales. Hay que tener en cuenta tanto la variedad de uva, como su envejecimiento, es decir, si ha tenido tiempo de maduración en barrica. Así, tenemos vinos Jóvenes, Roble, Crianza, Reserva o Gran Reserva. Por lo tanto tendremos que escoger platos con características similares para maridar la contundencia de su sabor. A más envejecimiento, normalmente más contundencia.

Los tintos son, por regla general, el vino ideal para tomar con una buena carne, sobre todo ternera y cordero, aunque no rechina con aves como pollo o pato. También da ese punto especial a esa tabla de quesos que guardas para las ocasiones especiales.

vino

Si tienes dudas, te damos un truco: confía en la regla de los contrastes. Por ejemplo, nunca mezcles un vino fuerte como el tinto con comida picante, mejor escoge uno suave ¡Aunque para maridar hay reglas pero no olvides que a veces confiar en tu instinto también funciona!

Descubriendo los secretos de la magia del champagne

Texto y Fotografía_Carlo Proverbio

El champagne es seguramente uno de esos productos que lleva a nuestra mente a unos de esos hoteles donde el concepto de “hospitality” nació. La palabra champagne conecta de inmediato con una imagen de elegancia y tendencia.

Tanto en los bares como en la coctelería, el champagne seguramente ha sido siempre el gran protagonista. Los cócteles más populares con esta bebida son el Kir Royal y el cóctel Champagne: sencillo, sabroso y elegante. Esta bebida, famosa en todo el mundo y relacionado con el sector del lujo y las fiestas, toma su origen en el nordeste de Francia, precisamente en la región de Champagne y debe su descubrimiento y origen al sacerdote Dom Pierre Perignon.

champagne

El champagne es un vino que representa varias características y cosas únicas. Una de ellas es que la cosecha está hecha íntegramente a mano. Las uvas que se utilizan para las producción de este gran producto son diferentes, como por ejemplo, el Chardonnay, Pinot Noir, Pinot Meunier, Pinot Blanc, Petit Meslier, Fromenteu, Pinot Gris, enfumé y Arbanne.

Un dato interesante y que nos ayuda también a entender su precio es que de 4.000 kilos de uvas, sólo 2.500 litros de mosto se utilizan para la elaboración del champagne. El método de producción es el metodo ‘Champenoise’ (fuera de Francia tendremos lo que es conocido como método clásico) y solo se puede llamar así en Francia.
Este producto es característico de una doble fermentación: la primera en el tanque de fermentación y la segunda en botella. El método ‘Champenoise’ cuenta también con otras características como el ‘Remuage’ y el ‘Dégorgement’ que hacen que después del dosage se produzca la magia que rodea a este magnífico producto.

El champagne puede ser blanco o rosé. Este último puede obtenerse mezclando vinos tintos con vinos blancos o haciendo una pequeña maceración de las pieles de las uvas de los vinos tintos.

El champagne que se obtiene desde las uvas “blancas” se llama ‘Blanc de Blancs’. El Champagne que se obtiene desde las uvas “negras” se llama ‘Blanc de Noirs’. Casi siempre el champagne se obtiene mediante lo que se conoce como coupage, o sea, mezclando vinos de diferentes procedencia y millesimé. Esta última palabra se puede utilizar en la etiqueta solo si la uvas son todas del mismo año y esto es señal de gran calidad. Si las uvas proceden todas del mismo viñedo (Cru) toma un importancia aún mayor y más si es de una sola variedad (Chardonnay, Pinot Noir, etc) .

El champagne es un mundo encantador, fantástico y que tiene algo de seducción en su método de producción. También es muy complejo y seguramente volveré sobre este tema para profundizar más y descubrir todos sus secretos.

Mis locales estrella

En Madrid, cuando salgo, tengo 2 locales donde suelo ir para tomar algo de vino y aprender a beber. Estos son ‘Angelita’, recién premiada como mayor coctelería de España en Fibar – donde en la parte de arriba se puede disfrutar, gracias a David Villalón, de un buen vino ademas de todas las otras ofertas que ofrecen- y el ‘Propaganda 12’, sitio ideal para tomar vinos y comer con muy buenos platos. Y es aquí donde hace un par de semanas descubrí un champagne que me gustó mucho y que quiero compartir con todos ustedes sus características y, por qué no, invitaros a probarlo. El champagne en cuestión se llama “Champagne Duménil” .

Se trata de una bodega familiar e independiente situada en Chigny-les-Roses, Rilly La Montagna, Ludes y Sacy. La misma familia sigue produciendo el mismo champagne desde hace cinco generaciones.

El Cuvee “Jani Poret” está hecho por un 60% de Pinot Meunier, 30% de Pinot Noir y 10% de Chardonnay. Tiene un cuerpo mórbido, suave con características de iodio, fruta fresca y madura.
Los diferentes “terroir” con influencia de tizo, arena y arcilla producen una mezcla estupéndamente equilibrada que exalta los aromas de las frutas madura con notas agrumadas, florales y miel. Hugues Poret es el último descendiente de su familia que crea y sigue con este hechizo ligado al mundo de los champagnes.

Tomarlo en buena compañía es el secreto para disfrutarlo totalmente y uno de los momentos que os recomiendo es el Branch Champagne que ‘Propaganda 12’ ofrece todos los fines de semana en Madrid. Salut (en Francés).

champagne

El cóctel destacado

Ingredientes:

  • Azúcar
  • Bitter sin alcohol de camomila
  • Brandy
  • Licor de mora
  • Champagne

Continue reading “Descubriendo los secretos de la magia del champagne”

¿Cómo ser un buen sumiller? Las claves que necesitas para triunfar

Texto y fotografías_OIVE

Los compromisos familiares acechan en forma de comidas y cenas. Crece la presión para el anfitrión en cuanto a la decoración de la casa, el menú, la calidad de los alimentos, la cantidad… Pero lo que suele causar más quebraderos de cabeza es la elección del vino.

OIVE

Ser experto en esta materia es más fácil de lo que parece, no es una cuestión de edad, sino de “experiencia”. Se aprende mediante el descubrimiento y el disfrute de los distintos sabores y olores únicos que conforma cada vino, ¡y tenemos una amplia oferta en España! La inquietud pasa a ser la mejor escuela de sumillería.

De hecho, aún estás a tiempo a convertirte en un enólogo experimentado teniendo en cuenta los siguientes aspectos:

● Los vinos tintos se deben servir “frescos”, a una temperatura de unos 14º ó 16º. Los blancos y rosados a unos 10º y los espumosos, en cambio, deben rondar entre los 5º y los 8º. Cualquier temperatura inferior perjudicaría su aroma.

● La copa debe sostenerse por el tallo (la parte más fina) y con la yema de los dedos, de esta manera se respeta su temperatura y esencia original y no se mancha de huellas la copa. Es la manera correcta y elegante con la que los expertos sostienen sus copas.

● Es cierto que el acompañamiento ideal para el pescado es un buen vino blanco y la carne, en cambio, se equilibra con un buen tinto, pero actualmente la variedad de ambos ha evolucionado tanto que es posible acompañar un redondo de ternera con un blanco suave.

● Para disfrutar de los distintos sabores es aconsejable beberlo con moderación y a sorbos cortos. De esta forma se pueden apreciar todos sus matices, que puede variar con el reposo. Busca sus puntos dulces, amargos y ácidos, los tres pilares que se remarcan en una cata.

● Definir y conocer su origen es uno de los puntos fuertes de cualquier experto. El origen está certificado en los vinos con Denominación de Origen protegida que indicará en la etiqueta. También está garantizados por su origen los vinos de pago y en los vinos de la tierra.

OIVE
● Envejecimiento y añada. Los vinos “jóvenes” o “del año” son aquellos que no han pasado ningún tiempo en barrica y se han comercializado en su primer o segundo año de vida. Los vinos tintos de “tipo crianza” han pasado al menos un año en barrica y han entrado en el mercado a partir del tercer año de vida. Los vinos de “tipo reserva” han envejecido durante tres años y han pasado 12 meses en barrica. Los reservas blancos han envejecido durante dos años y han pasado seis meses en barrica. En cambio, los vinos “gran reserva” son aquellos que han envejecido durante cinco años pasando como mínimo dos años en barrica y tres en botella.

Estos sencillos puntos dejarán con la boca abierta a tu cuñado, evitará las miradas cuestionadoras de tu suegro, demostrará a tus primos que no está todo perdido y, además, te meterás a la abuela en el bolsillo (junto a las propinas que seguramente ganarás). ¡Todos los ingredientes para triunfar en cualquier comida familiar!