Drinksmotion
Giffard Mixer Nakawe Nakawe

VinasdeOro Royal Bliss Plymouth

X

Total:

Santiago Ortiz, bartender del XixBar

Santiago Ortiz
Santiago Ortiz

Con 25 años, Santiago Ortiz es bartender en XixBar, Barcelona, y un apasionado de la coctelería clásica. Mereció el segundo puesto en el concurso de coctelería Merlett y ahora va de lleno a por la World Class Competition, en la que presenta el combinado ‘Mediterranean Sohub’ (en árabe, ‘nubes mediterráneas). La receta: ron Zacapa, licor de sumac (una especie árabe de toques cítricos, con la que él mismo prepara su licor), vino rosado libanés infusionado en higos y miel, y un toque de bitter de cereza.

¿Cómo comenzaste en la coctelería?

Empecé recogiendo vasos en el Apolo, con 15 años. De allí pasé a camarero, de camarero a jefe de sala, y de allí, a formar parte de eventos organizados por Pachá, donde me financiaron un curso de coctelería. En estos eventos la coctelería consiste en preparar básicamente mojitos, caipirinhas, piña colada…lo que se consume en grandes fiestas. Haciendo temporada en Ibiza descubrí el mundo de la mixología, la diferencia entre un coctelero y un bartender, y el mundo de posibilidades que esto implica. Dejé la noche, en el sentido más festivo y comencé a trabajar en Pink Elephant, un local de Barcelona donde ya pude desarrollarme en el ámbito de la coctelería, más allá de los combinados. Luego, trabajé en el bistrot MeetPacking  y desde hace un par de meses formo parte del equipo de Xixbar.

¿Cómo definirías el Xixbar?

Es un local especializado en ginebras, con más de 250 marcas, y con una oferta en coctelería muy potente. De hecho, yo entré para potenciar su faceta más coctelera. Nos distinguimos por ofrecer un trato personalizado al cliente, y los cócteles de autor son uno de nuestros puntos fuertes. Algunos clientes vienen con una ligera idea de qué es lo que quieren y nosotros la definimos al momento. Es un placer poder trabajar así, y tomarte cada copa que sirves como si de una obra de arte se tratara. Para eso, hay que tener una buena base en coctelería clásica, para luego innovar, o saber aproximarse al máximo a los gustos del cliente. De esta forma, queremos potenciar los cócteles por encima de los combinados.

¿Cómo definirías al bartender ideal?

Para mí, cada pieza del engranaje de la cocteleria, desde el barback, hasta el mixólogo de primera línea, son básicos para conseguir un resultado óptimo. Valoro la humildad, y el hecho de trabajar como si cada copa fuera la última, y cada cliente el jurado de un concurso. Y luego, admiro a quien sabe preparar un buen clásico, porque eso es lo más complicado.

España no tiene una gran tradición en materia de coctelería. Cómo se trabaja, desde detrás de la barra, para difundir y potenciar la coctelería?

Los cócteles de autor, por ejemplo, son un arma muy efectiva para hacerlo. A partir de los gustos que expresa el cliente puedes ofrecerle un cóctel llamativo y de calidad. De este modo, nos iremos familiarizando. En este sentido, el auge del gintonic nos ha abierto mucho el camino, porque a partir de ellos el cliente se ha interesado en ir más allá, en descubrir más. En este sentido, el papel del bartender es central. Además de preparar una buena copa, podemos culturizar, en cuestión de coctelería.

¿Qué nuevas tendencias predices para el año que viene?

La moda del gintonic va a permanecer, como mínimo, un par de años más. El que ha dado con fuerza es el vermut. No hay más que ver la explosión de bodegas y vermuterías en Barcelona.  Y con el vermut, se recupera el auge de cócteles como el Negroni y el Manhattan. Vuelve lo Vintage, lo que bebían nuestros abuelos. Lo mismo pasa con los finos, las manzanillas…

¿Cuál es tu cóctel favorito?

Soy de los que piensan que hay un momento para cada destilado. De este modo, todas pueden ser mis bebidas favoritas, en función del momento. Aunque debo reconocer que soy muy fan del whiskey. Mi abuelo me despertó la pasión por él, y desde entonces no he dejado de experimentar. Quizás por este motivo, si tuviera que elegir un cóctel diría el ‘Old Fashion (aromatic bitter, bourbon y un terrón de azúcar).

¿Y un cóctel para empezar el año?

Creo que para el primer trago del año, me decantaré por un buen whiskey solo.

 

 

Deja un comentario

Relacionado

Especias, aromas y nuevas tendencias en el Mixology (x) Trend

Leer más

EVENTO: Mixology (X) Trends

Leer más

Receta de MATE TONIC, por Matias Acevedo

Leer más
X

Nesesita una cuenta para poder finalizar su compra

Iniciar sesion
X

Iniciar sesion

X
Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información